MI VISIÓN DE EUROVISION

Columna de opinión basada en la pasión que siento por el concurso, aderezada con unas gotitas de ironía, una pizca de acidez y puñados de diversión, que se actualizará diariamente abordando desde los temas de más rabiosa actualidad en el micromundo del Certamen Europeo, hasta los momentos inolvidables de la historia del Festival de la Canción.

05 abril 2014

PAÍSES BAJOS 2014

© Eurovision.tv Clip The Netherlands

SEMIFINAL 1
Puesto de Actuación: 14º
Intérprete: The Common Linnets
Título: Calm after the storm
Traducción: Calma después de la tormenta
Posibilidades de Clasificación a la Final: 50% 





CALMA DESPUÉS DE LA TORMENTA

Conduciendo por una vía rápida
Contando las señales

El asiento vacío a mi lado
Te mantiene en mi mente

Viviendo con esta pena
Hay algo que persigo

Puedo seguir persiguiendo
lo que puedo ser para ti

Ooo el cielo es negro y azul
Pensando en ti
Aquí, en la calma tras la tormenta

Lágrimas en una autopista
Agua en mis ojos
Esta lluvía no nos cambiará
Así que solía llorar

Puedo decir que lo siento
Pero no quiero mentir
Solo quiero saber si quedarse
Es mejor que un adiós

Ooo el cielo es negro y azul
Pensando en ti
Aquí, en la calma tras la historia

Ooo el cielo es negro y azul
No hay nada nuevo
Aquí, en la calma tras la tormenta

Cariño, puedo encontrarte
Tras la linea rota
Quizá tú me encuentres
Supongo que el tiempo lo dirá

Ooo el cielo es negro y azul
Pensando en ti
Aquí, en la calma tras la tormenta

No hay nada nuevo
Aquí, en la calma tras la tormenta

Buenas tardes mis amados eurolectores,

Ahora viene un temazo que os presento en el puesto 23 de mi top original aunque en la actualidad ya ha escalado hasta el número 13, y es que cuanto más escucho la balada neerlandesa, más me apasiona. Creo que con los años esta canción se convertirá en una de las joyas de la edición, de esas que nos da Holanda y que nos deja para el recuerdo, como son a día de hoy Mon coeur l'aime (Suiza 1996), Like the wind (Bélgica 1999) o A little bit (Finlandia 2000), baladas que en sus años pasaron desapercibidas aquella noche para los jurados y votantes, pero que con el paso del tiempo llegan a ser una delicatesen para el eurofan.

La NOS, cadena estatal de los Países Bajos, viendo lo bien que funcionó la intimista balada de los pajaritos que cantó Anouk el año pasado, y alejándose de los circos que tanto me gustan del Sha la lie de Sieneke o You and me de Joan Franka. Así que hace unos meses le pidió a la famosa cantante Ilse DeLange y a su amigo Waylon que fueran los encargados de intentar conseguir la quinta victoria para el país de los tulipanes y los diques.

Los dos cantantes decidieron llamarse The Common Linnets, que traducido al castellano es Los típicos pardillos, entendiéndose el pardillo como un ave, no como el adjetivo calificativo que se le endosa a una persona inocente, ilusa e incluso un poco naif... No queda claro el porqué del nombre, si es porque los pájaros le dieron suerte a Holanda el año pasado, porque son dos pajaritos al lado de la pajarraca de Anouk, o simplemente porque paseando en barca por los canales de Amsterdam yendo fumadísimos les dio por hacer esta soberana coña ornitológica. 

© Eurovision.tv Clip The Netherlands

Lo que sí se sabe es que se pusieron manos a la obra y crearon un tema adaptado a su forma de cantar, de sentir y de interpretar. Una balada de corte country que es el tipo de música que acostumbran a oír y a cantar en sus carreras y en los conciertos que ya habían dado antes de embarcarse en la aventura de ser los representantes de uno de los siete originales, de los que dieron el paso en 1956.

El tema tiene sabor a la mejor música del oeste de los Estados Unidos, con reminiscencias al grupo Police, liderado por Sting, y con aroma a las rosas del desierto (Desert Rose) a las que le cantaba en solitario. Me transporta a la ruta 66 con una carretera vacía e interminable con un descapotable, polvo y cactus. Y también a un clásico del celuloide como es Thelma y Louise viajando a su destino, huyendo de sus miedos y enfrentándose a la vida a través de la muerte. Sé que puede parecer que se me va la olla, pero no es así, sé muy bien lo que digo, y es que al final lo que me conquista de este tema que no entra fácilmente es el aire de nostalgia y melancolía que tan pocas canciones de Eurovision logran plasmar, centrándose en temas más dramáticos o superficiales, cantando al amor o el desamor en todas sus facetas, a la fiesta o incluso a Europa.

La calma después de la tormenta, que según nuestro amplio refranero español y de la variedad que ofrece en castellano, se usaría diciendo que "después de la tormenta siempre llega la calma", habla de un desamor, de una ruptura en la que tras la despedida uno se plantea si ha hecho lo correcto, si la decisión que se tomado es firme y acertada, o si por el contrario debería de replantearse el camino elegido, y es que con la mente en frío, con la suave calma que hay tras la poderosa tormenta todo se ve con más claridad y se piensa mejor... Al final se llega a la conclusión de siempre, uno de los principios básicos de la vida, que el tiempo pone todo en su lugar y éste será el que diga si sus caminos han de cruzarse nuevo o por el contrario viajarán por carreteras diferentes. 

© Eurovision.tv Clip The Netherlands

Ilse Delange tiene 36 años, comenzó su carrera en 1998 y hasta 2003 estuvo en la discográfica Warner, ahí sufrió un parón ya que la empresa cerró su filial y Países Bajos dejándola con una mano delante y otra detrás, hasta que retoma a partir de 2006 con Universal, compañía con la que está en la actualidad. Lleva 12 álbumes a sus espaldas, siete en estudio y cinco en vivo, o sea que tiene una gran experiencia.

Por su parte Waylon, de nombre real Willem Bijkerk, tiene 34 años y empezó su trayectoria profesional en 1997, siendo un adolescente y en el mismo estilo que Ilse, con pop y country, lo que les hace conocerse desde hace mucho tiempo y ser grandes amigos. Su apodo es un homenaje al gran cantante de este estilo llamado Waylon Jennings.

Este país es toda una incógnita en cuanto a resultados, sobre todo porque además actúa en la semifinal complicada con muchas baladas de las que son favoritas este año, aunque de entrada tiene un puesto considerablemente bueno siendo antepenúltimo de dieciséis. Si a ello de le suma que sale al escenario tras la gran y afinada Suzy y que su balada tiene todo el perfil para encandilar al jurado, es casi seguro que serán finalistas... Ahora, lo que pase allí ya es harina de otro costal y yo no me veo con la capacidad para hacer una predicción más allá de que no finalizarán en el top 5.

Independientemente del resultado tengo claro que su objetivo lo han conseguido, que es enamorar a un selecto grupo de eurofans que hemos sentido la sensibilidad de esta propuesta y nos hemos enamorado de ella... Lo demás está de más ;)

Eurobesos para todos y la próxima entrega será la del desafortunado cuadro italiano...  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada